Música  con Corazón es un sistema de enseñanza musical basado en la teoría del aprendizaje musical del pedagogo norteamericano E. Gordon. Desarrollada en los años 80 por Gordon, la Music Learning Theory (MLT) abre un nuevo paradigma en la enseñanza musical, aunque en realidad supone recuperar la esencia musical perdida: el aprendizaje de la música como un lenguaje auditivo.

La música es la más grande y genuina expresión del espíritu del ser humano, tan básica para su desarrollo y su existencia como lo es el lenguaje. A través de la música los niños adquieren mayor conciencia de sí mismos, del entorno y de los demás y aprenden una valiosa forma de canalizar y transformar sus emociones. Con la música pueden desarrollar de manera única su imaginación y su inabarcable creatividad. La música es nuestra puerta de acceso más directa al reino del alma, dónde experimentamos belleza, orden, armonía, un aliento cargado de afectividad profunda.

 IMG_6415

Lamentablemente en nuestra época se ha extendido, casi unánimemente, un aprendizaje musical desligado de las fuentes primarias del aprendizaje, que tiene que compensar una carencia básica de contacto con la música que suena, a base de dar explicaciones y tomar como referencia los símbolos reflejados en la partitura, cuya lógica interna nada tiene que ver con la lógica interna de la música tal y como suena. Además resquebraja el flujo de energía que la música pone en marcha cuando suena y alcanza todo nuestro sistema sensitivo. Por eso, esta formación capacita para descifrar partituras pero no para comprender la música y convertirla así en un lenguaje propio. La música se ha convertido en una actividad básicamente intelectual que no se fundamenta en la musicalidad sino en la inteligencia conceptual.

La música se aprende experimentándola, absorbiéndola con el cuerpo y la mente en permanente equilibrio, y teniendo la posibilidad de extraer su lógica interna, que no se explica con palabras sino que se demuestra con las capacidades que se desarrollan, la más básica de las cuales es la capacidad de crear las propias ideas musicales. Lo mismo que el niño dibuja lo que imagina, así debería cantar o tocar lo que escucha internamente, para lo cual ha tenido que ser previamente inmerso en música.

Música  con Corazón crea un camino de aprendizaje que se inicia desde el primer momento de la Vida y que continúa indefinidamente, en una relación alegre, viva, estimulante y cada día  más profunda con la música.

La audición es la música que bulle dentro de la memoria y de la imaginación del niño y que se encarga de movilizar su cuerpo para ser expresada. La música anclada en el sistema global de percepción y asimilación, corporal, sensitiva, emocional y cognitiva del niño, fluye con espontaneidad, siendo capaz de amoldarse de manera más precisa  día a día.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

  • Participación activa del cuerpo.
  • Aprendizaje en secuenciación espiral: se parte del todo hacia el detalle.
  • Asimilación de un repertorio rico y variado de canciones y recitados en todos los modos y métricas musicales.
  • Construcción de un vocabulario musical de patrones tonales y rítmicos.
  • Desarrollo de un sentido musical basado en la experiencia y en la comprensión de la música.
  • Construcción de habilidades musicales muy diversas de manera secuenciada y adaptada al ritmo madurativo de cada niño, entre otras:
    • Correcta afinación y colocación vocal, con sentido musical y fraseo.
    • Habilidades de coordinación básica entre el movimiento, la audición y la respiración.
    • Tocar el piano de oído, improvisar y componer.
    • Tocar instrumentos de pequeña percusión y percusión étnica.
    • Tocar otros instrumentos de libre elección: guitarra, violín, flauta travesera.
    • Hacer arreglos y variaciones a la música conocida.
    • Leer y escribir música con comprensión.